Portada_Colaboracion_con_Granito_a_Granito

El pasado martes 24 de enero pudimos ver la cara oculta de Madrid que normalmente pasa desapercibida. Para muchos de nosotros, aunque vivimos aquí desde hace varios años, la situación de algunas personas con dificultades económicas había pasado desapercibida hasta ahora.

Claire y Camilo, fundadores la asociación Granito a Granito, empezaron hace 4 años repartiendo bocadillos por el centro de Madrid. Mediante la constancia y las ganas de ayudar, Granito a Granito, ha ido creciendo hasta conseguir una gran participación por parte de muchos ciudadanos y también de otras asociaciones.

Son una asociación sin ánimo de lucro, ayudan a personas que lo necesitan sin esperar nada a cambio y sólo así han trabajado desde su nacimiento. Su esfuerzo, motivación y su gran corazón ayudan a cientos de personas cada día.
Cuando llegó nuestra hora del reparto recogimos los bocadillos que preparamos aquella tarde, los zumos y la ropa de abrigo que pudimos recolectar para repartirla, y nos dirigimos hacia el punto de encuentro. Primero fuimos debajo del Puente de Segovia, continuamos por Ópera y terminamos en la Plaza Mayor. A lo largo de esta ruta, pudimos repartir los bocadillos y la ropa de abrigo a personas que lo acogieron con un gran cariño.

 

Interior_Colaboracion_con_Granito_a_Granito

El equipo de GTO Europe junto con Claire, preparando los bocadillos para el reparto

 

La gratificación con la que estas personas nos acogieron fue abrumadora. A pesar de sentir hambre y frío, agradecen de corazón toda ayuda por pequeña que sea. Cuando el reparto ya había terminado, pudimos entablar conversación con algunos de ellos y compartir experiencias y sonrisas.

Claire es una persona maravillosa. Estuvo con nosotros de principio a fin. Su ilusión, positividad y ganas de ayudar son infinitas. La gente ya la reconoce y fue muy bonito ver cómo la aprecian y confían en ella.

Fueron momentos mágicos que nos hicieron reflexionar y, sobre todo, agradecer el podernos despertar en una cama cada mañana. Nunca se sabe lo que nos deparará el futuro y por ello debemos estar siempre agradecidos por lo que tenemos.

Ha sido una gran experiencia y esperamos poder repetirla pronto, aunque, como Granito a Granito, preferiríamos que estas acciones no fueran necesarias.